Diseño gráfico orientado a la publicidad

Cuando se buscan ideas de publicidad originales para, por ejemplo, realizar regalos de empresa o regalos publicitarios, nos encontramos con grandes catálogos en los que hay una amplísima selección de productos. Algunos de estos productos son clásicos de toda la vida, como las famosas chapas o los imanes para el frigorífico. Otros, son muy novedosos y llaman la atención a todo el que lo ve.

Tras todas estas cosas está el trabajo de un diseñador gráfico que se haya especializado en el mundo de la publicidad. El diseño gráfico es uno de los terrenos con más salidas laborales para una persona que quiera hacer gala de su creatividad. Es posible desarrollar este trabajo en una gran multitud de campos. El de la publicidad es uno de los más habituales.

Pero incluso dentro de la publicidad el diseñador gráfico puede realizar trabajos muy diferentes según la subsección en la que decida especializarse.

Diseño de regalo publicitario

Los diseñadores de regalo publicitario trabajan para empresas especializadas en este sector. Es un campo tan amplio que no nos debe de sorprender que algunas empresas estén totalmente especializadas en este terreno y no hagan otro tipo de trabajos.

Se trata de innovar constantemente y sorprender, incluso cuando se presenta algo que es ya un clásico en los regalos publicitarios, como pueden ser los típicos posavasos. Hay que intentar que su imagen sea original, que guste al consumidor o que, tal vez, provoque su deseo de conseguir todos los posavasos de una colección determinada, comprando para ello varios productos que los regalan.

Diseño de expositores

Los expositores para tiendas son otro de los terreno en los que trabajan habitualmente los especialistas en diseño gráfico orientado a la publicidad. Los fabricantes de expositores necesitan diseñadores que hagan el proyecto para cada cliente, ofreciendo productos personalizados y adaptados a cada producto y también a cada empresa.

El mundo de los expositores de publicidad es muy extenso y se puede trabajar con todo tipo de materiales, por lo que siempre hay nuevos retos para crear algo distinto y que capte la atención de cualquier cliente en cualquier tipo de establecimiento.

Además de todo esto, está el mundo del packaging, que también requiere de una especialización y que tiene una clara relación con el mundo de la publicidad, ya que el empaquetado de los productos es la carta de presentación de los mismos.